miércoles, julio 05, 2006


Para los que se quedaron preocupados por mis rebrotes, aclaro:
Ya había recibido de antes todas las señales de ces't fini. Ya lo tengo totalmente asumido y si no me hacen acordar, ya ni pienso en el tema (si me hacen acordar, después estoy un par de días acordándome, pero bueno, voy mejorando; hasta principios de este año estaba totalmente obsesiva).
Me lo confirmó hasta el diario el año pasado.
¿Cómo? Bueno.
Resulta que mi ex hizo un viaje por América con un amigo. Salió de acá y su destino era Canadá, pasando por Chile, Perú, Venezuela, Centroamérica, México, etc.
Todo esto, él lo publicaba en lo que yo no sabía que era pero sí lo era, un blog o bitácora, con su diario de viaje.
O sea, todo el año pasado mi gran entretenimiento era leer su página webo (cuya dirección me pasó my best friend, hermana de un amigo, la culpable y responsable de nuestra unión tormentosa a veces y empalagosa otras). Hasta les llegué a escribir, con un mail con nombre desconocido para todo el mundo, firmando Amelia.
Me escribió varias veces, preguntándome de paso si me conocía, que quién era, etc.
Yo ni mu.
Varias veces, lo iban a visitar dos muchachas de aquí de Montevideo.
Juro, no sé por qué, porque soy medio gila o qué, que pensé que las muchachas eran amigas, compañeras de trabajo... Juro y rejuro que en ningún momento me pasó por la cabeza que estas chicas pudieran ser las Novias de estos individuos. No sé qué aneurisma se trancó en mi mente.
En una segunda visita de estas chiquilinas, unos meses más tarde, veo que una está haciendo manito con el amigo de mi ex... "Ah, la novia" dije yo, recuperándome del rapto de Alzheimer. Y ahí, la lámpara de bajo consumo hizo ¡click! en mi cabecita de zapallo y dije... entonces, la otra niña tiene que ser... Y bueno. Ahí me avivé. Duh! (es que son muy "amigueros"; tenían un grupo grande de amigos de ambos sexos que se reunían siempre en la casa de alguien: del barrio, del trabajo, del liceo, pero tan solo amigas y amigos).
En el MSN tengo un perfil, muy parecido a mi verdadero yo (en realidad mi verdadero yo soy acá, pero bueno, el Yo que los demás conocen). O sea, con un poco de buena voluntad, uno podría pensar que Amélie McBeal era en realidad Gfdfjask ññ Ldka.
Y bueno. Ya terminado el viaje de estos jóvenes, no vuelven a escribir más en la página. Entonces Amélie, de bobera, le escribe a mi ex preguntándole en qué había quedado ese viaje tan interesante.
Y bueno. Me respondió que el amigo había vuelto a Montevideo porque la licencia había terminado y que él había estado unos días acá pero ahora estaba en Washington DC.
Y yo me dije: "Vamos a visitar a mi amiga -hermana del amigo de mi ex-". Y bueno. Mi amiga me dijo que sí, que estaba viviendo en USA con la novia. Mi amiga si yo no pregunto no me cuenta nada. Creo que eso está bien, por eso no la acogoto muy a menudo.
Durante el viaje, por agosto, ellos comentaron que en un diario de acá les habían hecho una nota por su viaje. "¡A conseguir ese diario, YAAAA...!" dije yo en su momento. Era de noche y no conseguí nada. Me metí en la página web del diario, encontré la nota, pero tenía que insertar un código que venía en el periódico, etc... Y bueno. Lo dejé pasar. Me acuerdo que vino un tipo a mi trabajo a fotocopiar un diario de esos y yo escondida atrás de una columna refistoleándole el periódico a ver si había algún código por algún lado. Este año, el diario está tan venido a menos que regalaba 7 días gratis en su página web y bueno, como a no sé cuántos meses de la nota, logré entrar. ¡Y resulta que le hicieron flor de nota de 3 páginas, a todo color, con fotos y todo!. Y en un recuadrito: cómo lidiaban con sus novias Fulana y Mengana a través de los mails, teléfono y que los habían visitado un par de veces. Soy una Sherlocka Holmes...
Y bueno. Vuelvo para adelante de vuelta, porque soy súperentreverada para contar las cosas ("Nooooooooºº" dice la gente. "Gracias, gracias" respondo).
Luego que recibí el último mail de mi ex, terminado el viaje, contándome que estaba en USA, recibí otro al otro día: Me dice que revisó los perfiles de MSN a ver si me sacaba y no me dijo ni que sí ni que no, sino que no me preocupara, que no me había agregado a sus contactos. Como soy medio lenta, en el momento pensé: "Ah bueno, no sabe quién soy". Después dije: "carajo, no sabe quien soy, porque ni se acuerda de mí". Pero la verdad que hasta ahora me estoy preguntando si no será que SÍ SE DIO CUENTA de quién soy. Mmm... Y obviamente, no lo tomo como una señal, si no como un mensaje directo al mentón.
Continuará, porque tengo más señales que venían de antes para contar (en realidad las de este post no fueron señales, fueron carteles de neón prendiendo y apagando), esta vez, del más allá, ¡les juro!
Pero voy a ir alternándolo de vez en cuando, porque si no van a pensar que son rebrotes.
¡Pero no son! Es que me gusta acordarme y contar mis desventuras y experiencias extrasensoriales.



El pororó de Mari

3 Comments:

Publicar un comentario

Links to this post:

Crear un vínculo

<< Home

 
Free Web Counter
¡Pica a chusmeando!