lunes, julio 10, 2006

Acabo de venir del Pichiclub y no solo no hubo waterpolo (yess!) sino que ya cambió la Comisión (la de los transplantados de riñón) y el agua estaba que parecía Las Termas. No sólo eso, se despidió el profe "Dorichas Aripa" (en realidad huyó porque se olió que lo ibamos a revolear al medio de la piscina; será polaco pero no tonto...) y quedó el Salvavidas Matías (el pelirrojín de la sunga discreta) como profe. Un lujo. Ya no hay tanto viejerío entonces la gimnasia es un poco más fuerte y no aquello de levantar un brazo, luego el otro, luego un poquito de bicicletita, etzzz. Hasta cansados y todo quedamos.
La sala de aparatos la mudaron para otro lado y en su lugar va a haber una sala de lectura... Pse...
Hoy tenía que pagar la cuota y no sabían ni cuánto cobrarme, pero... La otra señora era más simpática, esta me parece medio ida... no sé. Ya veremos. Capaz que no la cambian, que se tomó licencia... Ojalá, porque la verdad que me llevaba bárbaro y re-chusmeábamos de lo lindo.
Se me está acabando el Cadbury Nº 6. Espero que en el Súper, que montaron terribles góndolas de Cadbury porque hay una promoción, me cambien los envoltorios. Y así pasaré a tener el Cadbury Nº 3 esencial para la próxima. Mmm... ¿y si además me compro otro...? Este Sr. Cadbury es muy listo, sabe cómo sacarme la platita. Y si cuando llego del club no comiera chocolate, estaría ahorrando más platita todavía y no lloraría cuando veo mi tujets celulitoso que me da vergüenza que esté bajo el mismo techo que Matías el Salvavidas Sunguero.
Bienvenida la nueva Comisión.

6 Comments:

Publicar un comentario

Links to this post:

Crear un vínculo

<< Home

 
Free Web Counter
¡Pica a chusmeando!