jueves, junio 08, 2006

Entré a blogudear un rato y terminé en uno que se llama "El Cyber de Jai", el cual es absolutamente descacharrante y entonces se me hizo tardísimo para editar el mío.
Igual no tengo nada como para contar que uno diga "¡que bruto... qué cosa interesante de contar!".
El resumen del día:
Tengo un herpes en la nariz. El número uno de la lista, ya que me rompió los eggs todo el día. Por suerte es en la narina que no tengo el piercing. Empieza desde adentro pero ahora, al final del día, está de un tono rojizo, hinchadito -por suerte- y lleno de cascaritas. Mi boniato se va a enamorar de mi nariz si me acerco mucho. Le iba a dedicar una oda (al herpes, no al boniato, cabe aclarar) pero el Cyber de Jai no me dejó tiempo para ello.
Segundo: Prendí el Sony (mi canal por defecto en la tele, en mi compañía de cable es el 67, o sea que las demás teclas del control pueden ser aplastadas por mi talón mañanero tranquilamente... esperen que me fijo a ver que hay en el 76... nada, una cosa codificada, seguramente el Venus o peor, el Retro... quien sabe) a ver qué pusieron en lugar de American Idol (¿qué hago yo ahora los miércoles? ¿eh? ¿eh?) y agarré a Tommy Lee yendo al colegio o algo así... no entendí mucho así que no me dio mucho para prenderme. A continuación, una serie con la rubia preciosa Heather Graham, que me encanta, pero como estoy escribiendo, no le estoy dando mucha bola. O sea, que me queda Beautiful People (rasqueteando del tarro, digamos) y están dando repetidas así que ya sé que la mosquita muerta de Sophie se queda con el morocho bonito (que no me acuerdo cómo se llama) en vez del rubiecito artista Pajencio (¿o es Gedeon?). Una desgracia, así no se puede vivir.
¿Tercero? No sé... que hoy en el trabajo fue un día como tendrían que ser todos: tranquilo, sin prisas, con trabajos terminados, nada para ayer... excepto por un tipo digno del Cyber de Jai que quería una tarjeta tridimensional o algo así me hizo entender... (?). Hasta un viejo como de 80 años que viene casi todos los días lo miraba y me miraba alternadamente como diciendo: "Te envidioooo, qué cliente te mandastess", acompañado del ceño fruncido y una ceja levantada y la otra enojada tipo así: ;:S (no me manejo mucho con los emoticones... X b (??).
Vinieron mis dos clientes favoritos (no, miento, vino uno, ayer fue que vino el otro y se va de viaje hasta agosto... snif).
Los dos, AMORES IMPOSIBLES.
Paso a describir.
Uno, profesor de educación física, no voy a decir qué especialidad porque es única aquí en Uruguay y queda un poco evidente. Morochón precioso (y eso que me gustan los rubios, especialmente los surfistas... otro día hablaré de eso...). ¡Y tan tonto! Es tan tonto como lindo. Y es liindoooo... slurp (lampazo...). Le puse de sobrenombre Joey (como el de Friends, aparte es parecido) Tengo tantas anécdotas para contar de su estupidez... Es tan encantadoramente estúpido... No sé por dónde empezar:
Lo que tiene es que es re-emprendedor, siempre está buscando darle difusión a su actividad, trabaja además con discapacitados, niños down, personas de la tercera edad, etc. no busca fines de lucro sino difusión y gente adepta a lo que él se dedica y eso. Es maravilloso, en eso no tiene nada de estupido ni de tontuelo. Y me trae cartas escritas por él en el cyber (no en el de Jai y no cartas de amor para mí sino cartas a instituciones pidiendo lugares para instalarse y eso) que uno le pone el corrector ortográfico y salta un cartelito: "El diccionario español-malayo no está instalado". Un poco bestia, el pobre... Pero desde que lo conocí, establecí que "noviembre" se escribe "nobiembre" y no de otra forma.
¡Y esta que viene ahora es de antología! Me trae una carta pero me dice que una dirección* no la tiene, que la averigua y vuelve. -Sí mi amor -le digo con el pensamiento.
*N. del E. o como se diga: En la guía telefónica montevideana, supongo que por razones de espacio, las calles se abrevian todas juntas, sin separación por puntos, por ejemplo Bulevar José Batlle y Ordóñez **** (tal número tal número...) se abrevia BrJByOrdóñez****, al lado del nombre del dueño de casa, ¿no?
Y bueno, Cuchi-cuchi me llama (aaahh...¯) y me dice:
-Mirá, al final busqué la dirección en la guía. Es rarísima, pero te la dicto: José... y tiene una V corta en el medio mayúscula y sigue con Ledesma, empezando con mayúscula, pero va todo junto, sin espacios, así: JoséVledesma (pronúnciese "josebledesma", ¿no?).
No me acuerdo si esa era la calle pero la idea es esa y la verdad es que en el momento las risas en mi cerebro eran muy fuertes y carcajeantes. Y LE TUVE QUE EXPLICAR, así, como a uno le explican dónde queda el Obelisco, que eran SIGLAS -mi budincito de zapallo- y... Y bueno, con el corazón partido y tratando de no herirlo y de no decirle ¡PEDASO DE HANIMAAAL! y con toda la amabilidad y buena disposición que me caracteriza dentro de mi lugar de trabajo.
Por suerte, es lindo.
*¡N. del A. creo que se dice! nuevamente: "Además, ¿quién lo quiere para conversar sobre física cuántica... ¿Eeeehh? ¿Eeehh?".
Bueno. ¿Por qué AMOR IMPOSIBLE?
Aparte de que mi cerebro estornuda cuando se acerca, tengo algunas observaciones:
Mirándolo bien y despacio, viene con unos peinaditos de peluquería muy sospechosos...
Jamás lo vi de jeans o algo parecido. Siempre de championes, equipo deportivo, músculos bbb—slurp—bbien desarrollados en exhibición (¿no tiene frío este botija de manguita corta?). Un culto a su cuerpo muy muy perturbador...
Sumado a que tengo novio y mi conciencia es hiperactiva: jamás se le vio al lado de una nena... siempre al lado de nenes (aunque de aspecto normal totalmente).
Sí. A esa conclusión he llegado (todavía con la esperanza de que sea fruto de mi inconsciente lleno de enseñanzas católicas): Cabe la horrible y desperdiciada posibilidad de que mi símil Joey sea un poco (sólo un poco, tampoco coparse) trolín.
¡Hasta olorcito rico tiene! Pero bueno, se va de viaje y vuelve en agosto (¡justo para mi cumpleaños!). Vivió mucho en EEUU, así que supongo que por eso tiene tantas faltitas... (Lo estoy defendiendo).
Mi segundo AMOR IMPOSIBLE:
Un muchacho de ojos azules y francamente no sé en qué edad oscila porque tiene canas muy precoces (pero canas del tipo totalmente SEXY). O sea, de pelo gris y ojos celestes, con un acento raro, no muy pronunciado, apenas imperceptible, que aún no saqué de dónde.
Y he aquí la imposibilidad de mi amor, el lector avispado la deducirá de inmediato. ¿A qué viene este encantador joven a mi trabajo? A imprimir folletos de Pascua, Bautismo, etc. de una Parroquia. SSÍII, SÍIII... mi príncipe platinado es EL CURAAAA.
Y yo cuando me enteré me dije: "No, me pareció. Escuché mal". ¿Pero el bendito no me trae fotos para imprimir... de él dando misa? Con el ostión y el copón y mi decepción.
Un día una vieja viene y me dice: "Sí, porque me manda el cura de la parroquia Tal... Fulano, un muchacho joven, muy buenn—slurp—nn mozo...".
No soy la única.
He aquí la triste historia de un cura que tendría que haber sido surfista.
Cómo a veces uno le erra a la vocación...
Para desquitarme podría criticar lo mal que usa el Word... pero sería una hipócrita porque AMO arreglarle los documentos y dejárselos bonitos y darle clases de computación gratis... además se ríe de mis chistes... BASTAAAAA.
Volvamos a la triste realidad del novio gordito.
Pero cariñoso...
Arrivederci. It's late y mañana madrugo.

0 Comments:

Publicar un comentario

Links to this post:

Crear un vínculo

<< Home

 
Free Web Counter
¡Pica a chusmeando!