lunes, octubre 09, 2006

Vamo'arriba nomá! Post Nº 100 que no ni no...


Eso.

Bueno, hablando de otra cosa.
Luego de tomarme una semana de vacaciones del pichiclub porque sinceramente no me daban las pelotas para ir, hoy me dije: "¡no va más!". Me pegué tres patadas en el culo y me encaminé hacia allá (son 4 cuadras, pelotuda...).
Quedé como nueva (bueno, un poco maltrecha, pero con la conciencia tranquila), pero no me dio para ir a piscina porque la verdad que la primavera entre la alergia y el calor me tiene muy deteriorada. Tengo la presión por el piso y los ojos re-irritados, la piscina me iba a matar.
Bueno.
Un bañito magnífico con la ducha con la presión como Dios manda (en mi casa es como si te meara un viejo sin próstata trepado al calefón).
Me estoy secando y sale una muchachita preciosa de la ducha.
Bien mona, flaquita, de rulitos, 18 años como mucho (guacha de mierrrda...)
Ni pelota ambas, nos cambiábamos en silencio.
De repente, me dice:
—¡Ah! ¡Tenés un piercing!
—Eh... sí... (¿De dónde sos, de "Dios es Amor"? ¿Tenés algún problema con mi pecaminoso y autoflagelante accesorio...?).
—Entonces es contigo que me confundieron hace un rato. Me preguntaron si me había sacado el piercing...
—¿Te referís a la señora del bastón blanco que está a la entrada?
—Ah... ja ja ja. Tenés razón. Nada que ver...

Le iba a preguntar quién fue la persona que le dijo eso, para ir y darle un beso en la boca.
Pero también me pareció que no era para tanto.

3 Comments:

  • At martes, octubre 10, 2006 11:33:00 p. m., Blogger Jeju said…

    me persiguen los piercings en la nariz, mi compañera de trabajo y yo estamos encaprichadas con hacernos uno y no sé porqué no vamos...
    bah, yoi sí se porque no voy YO, por maricona... :P

     
  • At miércoles, octubre 11, 2006 12:11:00 a. m., Blogger Amélie McBeal said…

    No duele absolutamente nada. Es más. Tengo una rinitis casi crónica y al otro día de hacérmelo me dio una alergia como nunca. En ningún momento me dolió ni me jodió para nada. Alguna vez me le he enganchado con la toalla o con la almohada, pero nada grave.
    Eso sí, hacételo en un lugar de confianza, aunque cueste más. En una casa de tatuajes, que está perfectamemte esterilizado, por ejemplo. Jamás te lo hagas con la "pistolita", que es una infección asegurada.

     
  • At miércoles, octubre 11, 2006 12:24:00 a. m., Blogger Jeju said…

    gracias por el dato y el consejo!
    me tengo que animar...
    graciaaaaas!!!

     

Publicar un comentario

Links to this post:

Crear un vínculo

<< Home

 
Free Web Counter
¡Pica a chusmeando!