lunes, octubre 02, 2006

Post enrulado

i drama existencial con los rulos lo solucioné a mediados del año 1999 cuando me levanté un día y como no me podía desenredar el pelo (que me llegaba casi a la cintura), me hice una colita, fui a la peluquería y me RAPÉ. Bueno, no a cero, pero bien bien bien cortito.
Placer.
Mi novio lo detestó.
A la mayoría de mis amigos le gustó, excepto a uno que me dijo: "¿por qué las mujeres cuando se separan se hacen un corte de pelo horrible?" (yo hacía poco que terminaba con mi ex y estaba recién arreglada con mi actual media bergamota).
Era espectacular no tener que peinarse. Apenas un poquitito de gel porque mi pelo es muy finito y quedaba muy "espumoso".
Pero bueno. Empezaba el teatro a full y se me complicaba para los roles. Tuve que conseguir unas trenzas falsas para hacer de paisana y en otros papeles me las arreglé pero porque me lo había empezado a dejar largo de nuevo.
Un muchachito nuevo se redecepcionó el día que me vio sacarme la peluca, convencido de que mi pelo era negro, largo, brillante y maravilloso.
"Te queda muchísimo más lindo el pelo largo", me dijo (tenía 16 años, más inocente y sincero no podía ser; luego mis compañeros de teatro se ocuparon de pervertirlo y hoy tiene una novia que tiene como diez años más que él).
Un primor. Y bueno, mi complejo de rubeola hizo que me decidiera de una vez dejarme el pelo largo de nuevo. Además extrañaba un poco usar broches y vinchas.
El pelo corto a mí me crece onda Marge Simpson.
O sea que procedí a hacerme un laciado.
Precioso.
El segundo laciado (unos seis meses después) me dejó el pelo tipo muñeca cuando la agarra la nena con el cepillo del perro. Me acuerdo que la vieja de la peluquería me hizo un brushing que parecía Mirtha Legrand.
A todo eso, Castings, porque me aparecieron las primeras canas (con el pelo corto se recontranotaban) y me decidí a hacerme el color rojo furioso que siempre quise (cuando tenía el pelo largo me hacía un Casting caoba pero era sólo brillo que se iba enseguida).
Y bueno. Pasé a ser pelirroja por bastante tiempo (en la foto de mi pasaporte estoy repelirroja y lo extraño pila, la verdad que me encantaba).
¡Pobre pelo!
Pero ta. Se decidió a crecer hacia abajo y tal como lo tenía antes, salvo que me decidí a hacerme claritos y el último peluquero me dejó medio tirando a Susana Giménez, pero bué... ya me acostumbré nuevamente y hasta me gusta.
Todo este tiempo, mi preocupación fueron mis rulos. Cuando lo tenía largo, para tener rulos armosos, tenía que lavarme el pelo y me duraban unos dos días. Después eran cosas no-lacias.
Recetas de amigas era ponerse savia o crema de enjuague y no enjuagársela. Quedaba ese pelo... puaj. Lo mejor que probé, aunque Ud. no lo crea, era la línea Studio Line "lacio perfecto", que fue lo mejor que se inventó para los rulos (lo descubrí tratando de hacerme un brushing y usar el producto; jamás me quedaron bucles más geniales, parecía joda). Claro. El producto era a piece of shit y lo sacaron del mercado. Nadie se iba a imaginar que una lo iba a usar para marcarse los rulos. "Lacio perfecto", ¿vistess? Como que no daba. ¡Es que me quedaban "rulos lacios", sin frizz! Una incomprendida.
Luego de los desastres capilares, empezaron a salir las cremas de peinar y los mousses para rulos rebeldes y shampoos y cremas de enjuague... que usé un tiempo. Y que te deja el pelo re-pesado. Una mira a la izquierda y el mechón no se apartó un milímetro de al lado de tu pómulo. Un casco.
El final feliz de todo esto: que empecé el club y me lavo el pelo más o menos un día sí y un día no (estos días me estoy haciendo la viva, pero es otra historia). No voy a derrochar en productos que no me convencen del todo.
¿A qué recurrí?
Al nunca bien ponderado, aclamado y humilde Gel Leader Price.
Sí, con el que se paran los pelitos los planchas, con el que se peina el pretendiente de Titi, el que usaba mi papá para ir a la escuela (no pará, eso era brillantina...).
Espectacular.
Una se lo pone abundante, con el pelo mojado y como es tan berreta, no lo llega a endurecer, pero quedan los rulos que ni el cable del teléfono (nunca tuve inalámbrico, es otra larga historia).
Y de mañana, como me dormí con el pelo aún un poco húmedo (vuelvo del pichiclub bien de noche) ni me tengo que tocar. Un poquito de otro gel que tengo más berreta aún marca "Pirulo" para aplacar algún rulo con personalidad propia. ¡Y listo!
Es más, estoy sumergiéndome en el fantástico mundo de la raya al costado (no la uso mucho porque mi mamá me peinó toda la vida con raya al costado y es un trauma), ¡y es como tener otro corte de pelo!
Claro que siempre está la colita de caballo, ¿no?
O en el peor de los casos, cuando el cabello hace días que se muere de sed (a veces pasa, por h o por b; o por m de mugrienta...): el fantástico moño (me queda bárbaro, para qué negarlo).
Ahora: moño y vincha es porque bue... cerró OSE o hace 15 días que acampo...

3 Comments:

  • At miércoles, noviembre 12, 2008 12:40:00 a. m., Blogger Sabina said…

    Me hiciste matar de risa con lo del rulo que no se mueve del pómulo con la crema de peinar jajaja, todo bien, pero quedan inmundas puestas. opaco, que parece mugriento y luego me da caspa. comparto mucho de lo que decís. lo del gel capaz lo busco en algún disco. a mí me mata un casquete que se me forma de rulitos nuevos chiquitos todo sobre la cabeza!! indomables. sueño con raparme, pero no me da, la cara no es para cortito. en fin, no estás sola ;) saludos!! sab

     
  • At miércoles, noviembre 12, 2008 8:36:00 p. m., Blogger Amélie McBeal said…

    Lamento comunicarte que he vuelto a la crema de peinar.
    Pero te diré que aplicándolo con cierta humildad y buenos modales y siendo este de alguna marca reconocida (no "Pirulo" que era la que yo utilizaba), el pelo aguanta bastante decentemente una semanita.
    También me hice un corte de pelo medio extravagante y está bastante más corto, así que los rulos se me arman más...
    Bueno, ta eso... suerte en voltios...

     
  • At martes, setiembre 15, 2009 10:47:00 p. m., Anonymous D-pló! said…

    Primera vez que entro por acá.
    La verdad me hiciste reir.
    Tooodo un tema el pelo.
    En mi vida vi ese gel, las cosas realmente buenas no llegan al interior jaja.
    Saludos McBeal

     

Publicar un comentario

Links to this post:

Crear un vínculo

<< Home

 
Free Web Counter
¡Pica a chusmeando!