viernes, junio 29, 2007

Post en serio... en serio.

Hace tiempo que no escribo, esta vez por una buena razón.
Y esta vez no fue porque mi novio nunca hace la cama ni porque se me manchó el vaquero con agua jane… esos típicos problemas trascendentales de los cuales suelo escribir totalmente desolada.
No.
Y tampoco voy a mencionar el problema.
Es de esas situaciones en las cuales a uno no le queda más que hacer uso de la Esperanza.
He mencionado varias veces lo creyente que soy. Lo digo sin vergüenza y hasta me da un poco bronca que haya gente que no crea en NADA.
Mi novio es uno de esos. No estoy segura de que no crea en nada-nada, pero la verdad que le da cero pelota a las religiones y le da palo a la iglesia y bla bla. Y capaz que tiene razón, yo que sé.
Yo no voy a la iglesia ni como santos, pero a Dios lo tengo bastante podrido. Soy de las pocas personas que deben quedar que rezan antes de irse a dormir. Menor de 75 años, al menos…
No sólo de esperanza se puede vivir, claro está. Hubo un montón de gente que ayudó y que fue trascendental para la primera parte que nos tocó vivir a mi novio y a mí hace ya más de una semana.
Acá es donde me sorprendo de mi optimismo, de mi fuerza para no desmoronarme —porque si no se desmorona lo demás (por ejemplo, mi novio, que si se desmorona es como si se desmoronara el Hospital de Clínicas)—.
Y bueno, en este caso mi novio está desmoronado y derrumbado como una secoya.
Y yo me pregunto a cuál de los dos quiere Dios poner a prueba. Si a Mr. Ansiedad, pidiéndole que espere o a mí, Srta. Ombligo, tratando de levantar la secoya con un gato hidráulico, dar ánimo y hasta hacer de vidente.
Y ta. Le explico que no soy vidente, que sólo me valgo de la Fe, de la Esperanza, de la vocecita interior que me dice que todo va a salir bien.
No voy a explicar qué pasó. Quizá, si todo sale bien, lo cuente el año que viene, cagada de risa… no sé.
---
Tardé en escribir este post más de dos días. Por falta de tiempo y por falta de ganas. No es tan profundo como quería, quedó mucho más resumido y muy por arriba. Pero lo publico porque quiero seguir con mis “problemas trascendentales” de siempre y porque siempre me tenga que deprimir porque se me partió una uña y no porque ocurrió algo injusto.

Etiquetas: , , ,

3 Comments:

  • At viernes, junio 29, 2007 9:21:00 p. m., Blogger Amélie McBeal said…

    No son problemas de salud, no son familiares... es complicado y en un tiempo lo voy a estar contando en las reuniones. Material para blog y para cosas raras sobre mí. Yo salí más perjudicada, si se mira bien la situación. Mi novio fue el que tuvo más suerte. No lo siente así, está muy mal por haberme metido a mí en el lío y por otras cosas. De estas últimas cosas creo que va a depender mi convivencia. Pero bueno... por ahora está algo stand-by. Esperanza, esperanza...

     
  • At sábado, julio 07, 2007 4:45:00 p. m., Blogger Mari de Mardel said…

    Yo me quiero tirar en un pozo! no sabia que estabas tan preocupada, no sabia que habias escrito... me cachi in die! Bueno, acà estoy, deseandote completamente que estèn bien los dos, que obvio podès escribirme si te apetece, necesitàs y sentis que mi oido y ni palabra te pueden ser de ayuda. Pucha que boluda, hacia dias que no entraba porque pensè que no estabas escribiendo... Te quiero mucho linda Amelie, y leì del minino semi sordo y del trabajo en las tierras de dulcinea.
    TODO SE ARREGLA. Si o si. Entiendo al Bergamotin, que sea ansioso, yo tambièn lo soy, y bueh... me super alegro de saber que sos una mujer de FE. Buenisimo.
    Que las cosas se encaminen pronto y bien. Todos los tropezones pueden aprovecharse para crecer, me gustò mucho la actitud que se te lee, bien ahi! mi amiga Amelie!
    Besote, nena. Aca estoy cuando quieras.

     
  • At sábado, julio 07, 2007 5:50:00 p. m., Blogger Amélie McBeal said…

    Lo de Bergamotín fue que se tropezó en el borde de un precipicio y justo estaba yo al lado y se sostuvo de mis pantalones y a la mierda, nos caímos los dos. Pero siempre está la ramita esa que sobresale siempre y una se puede sostener...
    Bueno eso.
    Estamos bien los dos. Yo estoy bárbaro. Lo más difícil es bancar a HalfBergamot y no terminar puteándolo al final del día (porque cannnnssa un poco).

    Mingacho no es medio sordo, es sordo del todo. Y el cliente bobo del todo.

     

Publicar un comentario

Links to this post:

Crear un vínculo

<< Home

 
Free Web Counter
¡Pica a chusmeando!