martes, julio 25, 2006

n señor administrador del blog ha inhabilitado nuevos comentarios para la entrada de mi post anterior... WTF...? Digo... ¿ma per qué?
No era un post muy interesante, era acerca de mi nariz y la cantidad de moco que tengo para dar... pero yo que sé... que le censuren a una así como así... que la aislen de la opinión pública de una manera tan injusta...

Bueno... sigo medio a la miseria, hace como tres días que no como. Dos porque los antigripales me tienen el estómago dado vuelta y hoy, cuando hacía tiempo que no masticaba... no pude tragar por el dolor de garganta. Me quedó una empanada por la mitad y la otra creo que se la comió mi cuñado. Y aquí estoy, a tangerinas, chocolate Cadbury sin almendras (porque si no, es como comer chocolate con esquirlas de vidrio), leche caliente, más antigripales (los granulados que se disuelven, que los tengo que mezclar con té de menta o de boldo porque si no son intomables...) y pasaré a los caramelitos de propóleo, yo que sé... eso sí que me da vuelta carnero mal mi pobre panza... lo voy a pensar.
No se molesten en darme recetas infalibles para el dolor de garganta porque ya sé de su existencia y son todos nauseabundos, sobre todos los que implican miel y yuyos del cajón de la abuela. Guácala.
Cómo? ¿Que me joda entonces, por guaranga y pamentera?
En eso estoy...

¡Ah! Con mi novio compramos una petaca de una grappamiel nueva que salió para probarla, la cual con la excusa del dolor de garganta me encanuté discretamente. Muy efectiva (la miel, debe ser... más el alcohol, que mata todo, dicen...), pero claro, no contaba con el estado estomacal. Pero bueno. Un vasito... para la gargantita castigadita... ¡cof cof...! ¡hic!

3 Comments:

Publicar un comentario

Links to this post:

Crear un vínculo

<< Home

 
Free Web Counter
¡Pica a chusmeando!