martes, setiembre 12, 2006

La zanahoria en la oreja


Sábado pasado.

Yo, muy concentrada, diagramando algo en la computadora, que no me acuerdo qué era.
Mi compañera, en la otra computadora, diagramando algo, que andá a saber qué era.
Mi jefa, rascándose, en la otra computadora, pelotudeando en la internet.
Mi jefe, no tengo ni idea donde andaría.
Enfrente del local, en la esquina, en los escalones de una veterinaria, pegado a un boliche de dudosa reputación, un loco absolutamente destroyed —dormido/desmayado/muerto/whatever—, sobre sus rodillas.

Mi compañera de compu:
—¡Pfuá! ¡Mirá aquel! ¡Ta muerto!

Yo:
— ... arial narrow 10 monotype corsiva F4 organizar alinear centrado...

Jefa:
—Ay, pobrecito... qué pena que me da... Si lo viera la madre...

Yo:
— ¡Juaaaa jaaaa jaaa jaaaaa! (sí, yo me río así, discretamente). ¿Si lo viera quién...? ¡Juaaa! Mirá lo primero que se te ocurre: "Si lo viera la madre"... ¡Juaa!

— Y sí... uno los cría, los educa, les da todo... y mirá cómo salen...

— Ay, R. VOS los criás, los educás, etc. Hay otras madres que ni se preocupan...

— Ay, sí, pero no... yo que sé...

Y entonces escucho que agrega...
Debe haber salido al padre.

Entonces, respondo:
— ¡Juaaaaaaaa, juaa, juuaaaaaaa! ¡Yo no puedo creer lo que estoy escuchando, R.! "Debe haber..."

Mi compañera:
— Y sí... claro... lo más probable.

— ¡Jua, jua! ¿Pero cómo van a decir eso? No podés... ¡Juaaa! ¡Qué gracioso!

Jefa:
—¿Y de dónde si no?

Yo:
—...

Y resulta que no había dicho "debe haber salido al padre", sino que dijo "debe haber salido del pub".
Más risas.

Pero lo que pasa es que, tratándose de mi jefa, podría haber sido un diálogo muy factible.
El final feliz es que no se dio cuenta de que la traté de insensata delante de su nariz.

1 Comments:

Publicar un comentario

Links to this post:

Crear un vínculo

<< Home

 
Free Web Counter
¡Pica a chusmeando!