domingo, setiembre 17, 2006

— Ah, ¿sí...?


Acordándome de Leader Price... mi hermana odia el detergente de esta marca.
Mi hermana, así como es prescindible para otras cosas, no tiene problema con los quehaceres de la casa. Así que puede opinar perfectamente sobre la calidad de un detergente.
Para mí... está OK. Igual, cualquiera sea la marca, pongo medio litro de jabón para lavar un vaso. Sí, soy un poco exagerada. No me extraña que la cocoa Leader Price sea rica, porque puse como 4 cucharadas en la taza.

Bueno, ta.
Todo para contar que los otros días, en un caso extrañísimo en el que yo precisaba agua jane (lavandina para los no orientales —gillete, movicom, championes, birome... lo que más me gusta de ser uruguaya es eso... el uso de las marcas como nombre de productos), descubro que ya no tiene un piripicho al costado que se solía cortar con la tijera para abrir el envase, sino que tiene una tapita cualquiera, como la del aceite, vinagre, jarabe, etc. De plástico, que se levanta y se vuelve a bajar.

"¡Qué bueno!" —dije—. "Ya era hora de que hicieran esto, no sé cómo no lo hicieron antes. El piripicho que traía era una cagada porque saltaba el agua jane para todos lados y si se caía la botella, se desperdigaba y era un enchastre".

Y resulta que esto mismo se lo comenté a mi madre.
Y resulta que mi madre me dijo que hace como diez años que cambió la tapita del agua jane.
O sea... Quedó en evidencia que tareas amadecaseriles... cero che.

Agua Jane: no sé cuanto sale.
Lavandina Sello Rojo: tampoco.
Lavandina Leader Price: nones, pero seguramente, más barata que las anteriores.
La meada de mi madre: No tiene precio.

0 Comments:

Publicar un comentario

Links to this post:

Crear un vínculo

<< Home

 
Free Web Counter
¡Pica a chusmeando!