sábado, agosto 12, 2006

"Las manzanas están tan lindas que me dieron ganas de comerme una".


Sí, es una oración estúpida. Lo sé. La lógica me brota a borbotones, ¿eh?
Eso si fuera una persona normal.
Y a una persona normal le gustan las manzanas.
Tengo una lista de cosas que no me gustan, que cuando digo: "no me guutaaa", la gente dice "¿eeehhh?".
Como si a alguno no le gustara el chocolate.
Yo diría: "¿eeehhh?".
Y bueno.
No es que odie las manzanas, aj, puaj, guácala, pero la verdad es que encuentro varias frutas más ricas que ésta. Las manzanas a mí, plim.
Pero pasé por la cocina luego de almorzar y de haberme lavado ya los dientes y un bol lleno de manzanas de Blancanieves, bien rojas y brillantes, recién traídas de la feria, me sedujo.

Y bueno. Acabo de hacer un enchastre bárbaro en el teclado, luego de haberme comido la segunda o tercera manzana en lo que va del año, contando alguna manzana verde (esas sí me gustan, las adoro) comprada para el almuerzo.
Y bueno, en mi lista extraña se encuentra por ejemplo: la mayonesa (¿eeehhh?); el dulce de leche (¿eeehhh?) —perdón, debo aclarar: el dulce de leche metido en tortas, no en un alfajor o un bombón. A veces me da por comer alguna cucharada solo, pero a veces, como las manzanas—; el atún en lata —¡aargh, fuera de mi vista!—, esto no sé si es raro que no me guste, pero no conozco a nadie que no le disguste, sin embargo la tarta de atún me emociona; el matambre a la leche o cualquier carne (roja) hecha al horno; el maní con chocolate (¿eeehhh?); las galletitas María —realmente las desprecio, al punto de que no puede haber una persona al lado mío comiéndolas—; el turrón —arruina cada Navidad con su presencia—; la pasta en general y menos con salsa de tomate o tuco; y algunas cosas más que no recuerdo en este momento. ¡La Coca Cola o cualquier bebida cola!

Sin embargo, amo el guiso de mondongo, el caviar, las comidas agridulces, el guiso de bacalao (guisos en general, me pueden tanto como el chocolate), el pan dulce, los helados hechos con agua (jamás pido de crema o chocolate o hechos con leche, siempre fresquitos, sobre todo de limón); el churrasco o asado si lo pincho, tiene que mugir; y algunas asquerosidades que no me atrevo a admitir (casi casi como mi lista negra de feos lindos). O sea, no es caca, pero mucha gente dice "uughh" cuando nombro, por ejemplo, el guiso de mondongo por el cual deliro.

Y si voy de visitas y me sirven una ensalada rusa, como soy muy educadita, me la como igual. No voy a andar poniendo caras. Pero me sentiría muy mal por las pobres arvejas bañadas con mayonesa, qué culpa tienen.

0 Comments:

Links to this post:

Crear un vínculo

<< Home

 
Free Web Counter
¡Pica a chusmeando!