viernes, junio 06, 2008

No sos vos, son tus genes...

¡Yo sabía!
¿Le enviaré esto por e-mail a mis jefes?

Personalmente, yo no llego tarde al trabajo; llego tarde a TODOS lados.
Y si por alguna razón extraña me levanto con más tiempo, ese tiempo lo aprovecho para algo que generalmente no hago (ponerme caravanas, maquillarme, peinarme un poco mejor... lavarme los dientes...) y así terminar saliendo a la misma hora que siempre —a los pedos—.
Si aun así, logré salir temprano, como no tengo que ir corriendo y me tranquilizo de que no voy a llegar traspirando, mis pasos se desaceleran proporcionalmente y termino llegando a la hora que entro siempre (o sea, en el anca de un piojo).
No sé si serán genes... lo mío es más bien como un estilo de vida...

Etiquetas: , ,

0 Comments:

Publicar un comentario

Links to this post:

Crear un vínculo

<< Home

 
Free Web Counter
¡Pica a chusmeando!