viernes, octubre 26, 2007

Había una vez un ego...




hora sí.
Es oficial.

Soy la ÚNICA empleada de mi trabajo a la cual ningún cliente le pidió el teléfono.

Y somos 5 las que trabajamos ahí (sin contar a la esposa del jefe que es op-fio que no se la van a andar cargando así como así).

Es injusto.

O sea.
No es que tenga muchas ganas de que me anden pidiendo el teléfono, ¿no?

Pero...

¡Ponerse en mi lugar!


La ÚNICA, ¿eh?


¡6 mujeres somos...!
¡Un mujererío espantoso!

¡Seis, six, VI!



Shit...

Etiquetas: , , ,

2 Comments:

Publicar un comentario

Links to this post:

Crear un vínculo

<< Home

 
Free Web Counter
¡Pica a chusmeando!