martes, mayo 23, 2006

Hoy no tengo nada más interesante que decir que... ¡qué frío!
Hoy me libré del novio tempranito (trabaja de noche y realmente es una bendición, sobre todo porque yo trabajo de 9 a 17 hs).
Aquí estoy, de pantuflas y mi súper camisa leñadora anti-balas. Milagrosamente tengo Internet (es todo un tema, porque no sé que coño hay que si mi hermana se conecta, yo no puedo hacerlo, pero a veces sí pero si ella puso el Emule no y yo qué sé... en conclusión: vive conectada y yo tengo que andar mendigando cada vez que quiero ver si tengo un mail).
Tengo dos hermanas: la de los 3 nombres pero dos de ellos raros y otra, con tres 3 nombres, uno de ellos rarísimo pero muy cortito. Yo soy la mayor de las tres, la de los nombres raros me lleva 2 años y medio pero es 47 veces más responsable y muchos piensan que es mayor que yo, también está 47 veces peor de la cabeza que yo. Y la más pequeña, a la cual yo le llevo 14 años y mi hermana 12 (por lo menos teníamos esa edad cuando ella nació), que no jode para nada. O sea, que cuando yo hablo de MI HERMANA... es la mayor y la que estorba más.
Mi hermana es todo un tema digno de escribir un libro. Carne de psicólogo, motivo de la existencia de los psiquiatras. Y como toda hermana, a veces es divina y la amo y no la cambio por nada y otros días... precisa seis colchones alrededor. Es un tema aparte... junto con el novio...
Otro día.
Empecé hablando del clima, así que... quiere decir que hoy no tengo nada para decir.
Hoy estoy particularmente cansada.
Trabajo en lo que me gusta, pero... como los panchos con mostaza de La Pasiva y la torta de fiambre miti y miti*... tengo que mezclarlo con la envidiable tarea de ATENDER PÚBLICO.
qué lindo... (pronúnciese en tono bajo, sin separar los dientes y sin mucha demostración de entusiasmo).
En 5 años (¿o ya hicieron 6?) que trabajo ahí, he visto todas las variantes de rompebolés, locuritis, yegüés, burrés, etc... ¡Y todos los días me siguen sorprendiendo!
Y como ya dije, anteriormente, soy buena en lo que hago y me consideran bastante indispensable... ¿qué gano con eso? ¡Que clamen por mí! ¡Que vengan de lejos en camiones y no pretendan otra cosa que los atienda yo con mi amabilidad, simpatía y capacidad!
Podría dar cátedras sobre el stress, las contracturas... y la fallutez.
¡Nadie sonríe como yo cuando en realidad, a lo Ally McBeal, uno está engrampando la lengua del cliente al respaldo de la silla! ¡Vivan las viejas que te dictan y te dicen que "atentamente" va sin hache! ¡Vivan los que quieren llenar toda una hoja A4 con una foto que mide 7 x 7 y la bajaron de Internet con 72 dpi!
Los detesto a todos por igual, sin distinción de raza, credo o cuadro de fútbol... todos tienen mi odio... no se peleen.
¿Anéctotas de mi trabajo? Libro tipo "Humor en la Escuela", seguro. Material inagotable. Puedo dedicar un blog entero.
Otro día.
*Blog anterior.

0 Comments:

Publicar un comentario

Links to this post:

Crear un vínculo

<< Home

 
Free Web Counter
¡Pica a chusmeando!